viernes, 21 de agosto de 2015

Mi experiencia con el cigarrillo electronico

Aunque parezca mentira, llevo ya 3 semanas sin fumar. Después de haberlo intentado muchísimas veces en estos 24 años de fumadora, parece que ya no lo echo de menos, por ahora.
Lo he conseguido gracias al cigarrillo electrónico.

Me hice con un kit de inicio de Joyetech, el eroll, que es muy similar a un cigarro convencional. Vienen dos cigarrillos con una bateria en forma de cajita, en la que, además de simular la cajetilla de tabaco, viene con un espacio para recargar el cigarro mientras puedes utilizar el otro. Y, realmente, parece que te estés fumando un cigarro, al menos, en lo que respecta al vapor, que simula perfectamente el humo del tabaco. No he echado de menos desde que empecé el cigarro analógico.


A parte de este, he adquido otro cigarro, que ya va por partes jejeje. Claromizador Mini Protank 3 y Bateria Ego de 650 mAh. Y si el otro ya expulsaba un vapor de la leche, este se supera.



En estas 3 semanas lo que voy notando es que mi respiración se ha normalizado, así que creo que ya voy notando los beneficios de no fumar. Estoy encantada, y espero que el encanto dure. Mi objetivo es ir reduciendo la dosis de nicotina hasta llegar a cero. Y, a partir de ahí, decidir si seguiré vapeando o no. Por el momento, me gusta. 

Un besote.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...